Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2008

El punto de vista del observador 6

Ahora que este blog va camino de los dos años de vida y las 200 entradas escritas y publicadas, parece un buen momento para detenerse a hacer balance de lo que han supuesto estos casi 24 meses. Casualmente, el pasado miércoles día 23 el escritor José Ángel Jarne visitó mi centro de trabajo para presentar su último libro (Los Límites) y de paso darles a los alumnos una amena charla sobre el oficio de escritor. Y no deja de ser curioso, pero una de las cosas que el Sr. Jarne aconsejó a quienes quisiesen escribir era, precisamente, que practicasen creando y manteniendo un blog. Y digo que no deja de ser curioso por que ese fue, en parte, mi propio caso; por aquel entonces (verano del 2006), muchas de las revistas en las que colaboraba habitualmente habían desaparecido o iban de camino, y un servidor pensaba que aun tenía mucho que contar: ya fuesen artículos, reseñas o simplemente anécdotas personales. Pero el caso es que me resistía a dejar de escribir, y tampoco me apetecía hacerlo pa…

Más novedades de cine

Bueno, el tiempo pasa lento pero inexorable, así que ya están vistas para sentencia y a punto de estrenarse muchas de las películas que hemos ido comentando en el zoco durante los últimos meses.La primera, este próximo miércoles 30 de abril, será la adaptación a la gran pantalla del personaje Marvel Ironman. Su director, Jon Favreau, promete acción, realismo y respeto al comic original y, por lo que hemos podido ver y leer en Internet, una visión irónica y desmitificadora del concepto del superhéroe, algo a lo que no es ajena la interpretación de Robert Downey Jr., que parece haber nacido para calzarse la armadura de Tony Stark.A continuación, el 9 de mayo, y respaldada por la producción de los hermanos Wachowski llegará a nuestras pantallas Speed Racer, adaptación del comic y serie de TV del mismo título centrada en el mundo de la alta competición y las carreras de bólidos. Un entretenimiento menor pero que garantiza adrenalina a tope a los desprevenidos espectadores.Poco después arr…

Vinieron del espacio exterior

Desde que Orson Welles provocó involuntariamente el pánico con su personal retransmisión de La guerra de los mundos de H.G. Wells el temor a una invasión alienigena se ha convertido en uno de los recursos clásicos de la literatura y el cine de ciencia ficción. Pero mientras que los marcianos de Wells llegaron a nuestro planeta a bombo y platillo, organizando su conquista como si de una estruendosa campaña militar se tratara, sus sucesores han preferido ser más disimulados y actuar con más sigilo en sus siniestras maquinaciones. Por ejemplo, en Invasores de Marte (1953) los marcianos “secuestran” habitantes de un pequeño pueblo estadounidense para lavarles el cerebro y convertirles en quintacolumnistas para que saboteen el programa aeroespacial norteamericano. En esa misma línea, los invasores de Amos de títeres (1951) de Robert A. Heinlein son criaturas parásitas que, en contacto con los seres humanos, pueden controlar a su anfitrión. Por su parte, Jack Finney da un paso más en su nove…