Ir al contenido principal

Acerca del "Escuadrón Suicida" y el futuro del universo cinematográfico DC & Warner


Sinopsis:

Ante la creciente amenaza metahumana, el gobierno norteamericano autoriza la creación de una unidad especial para misiones encubiertas (casi suicidas) liderada por el coronel Rick Flag, bajo la supervisión de Amanda Waller, lider del programa A.R.G.U.S. Muy pronto el nuevo equipo tendrá que entrar en acción para defender a los EEUU (y a todo el planeta) de una peligrosa amenaza de origen místico.

Antecedentes:

El Escuadrón original debutó en1959, en The Brave and the Bold nº 25, de la mano de Robert Kanigher y Ross Andru. Sin embargo, el grupo que ha inspirado el filme es la versión del 86, desarrollada por John Ostrander en colaboración con el dibujante Luke McDonnell, donde ya aparece ese concepto del grupo de villanos reconvertidos en héroes a la fuerza que hemos podido ver en pantalla, aunque hay que señalar que también se han tomado prestados elementos del comic "Amor loco" de Paul Dini y Bruce Timm para todo lo que se refiere a Harley Quinn y su particular relación con Mr. J.

Acerca del filme:

En DC & Warner tienen un problema. Para empezar, han dejado que la Distinguida Competencia (Marvel) les coma el terreno, y ya se sabe eso de que quien pega primero, pega dos veces. Por otro lado, sus nuevos proyectos no terminan de convencer. Lejos quedan los tiempos de la exitosa trilogía fílmica de Christopher Nolan. El Hombre de Acero (2013) de Zack Snyder tuvo una tibia acogida, que casi resultó cálida por comparación con las feroces críticas que recibió Batman vs Superman (2016) durante su estreno (algunas de las cuales, todo sea dicho, me parecen bastante justificadas). De Linterna Verde (Martin Campbell, 2011) mejor ni hablamos, tal y como parece que quieren hacer sus propios protagonistas (Ryan Reynolds llegó a reirse de sí mismo al respecto en Deadpool).
De ahi la expectación en torno a este Escuadrón Suicida, que tanto podía ser el balón de oxígeno que en DC & Warner necesitaban, como el tercer tropezón consecutivo del incipiente universo cinemático DC en pantalla (y ya se sabe que a la tercera...). Al final, el resultado ha sido un tanto ambiguo. El filme de David Ayer no está mal, aunque tampoco llega a ser todo lo que podría haber sido. Divertido, ligero y, sobre todo, intrascendente, no pasa de ser un ameno intervalo entre la antedicha Batman Vs Superman y las próximas entregas de la JLA. Entretenido (en el mejor sentido del término), pero políticamente correcto, para decepción de quienes esperaban algo un poco más gamberro o transgresor. A este respecto, Ayer ha manifestado haber rodado mucho más metraje con el Joker y Harley Quinn como protagonistas del que hemos visto en pantalla, pero que buena parte del mismo se ha eliminado para darle un aire más edulcorado al filme y a la relación entre ambos personajes. Declaraciones que no podemos dejar de relacionar con los rumores de que, tras el estreno de Batman vs Superman se envió al Escuadrón Suicida a la sala de montaje para retocarla e insertar nuevas escenas, algo que se puede intuir (hasta cierto punto) en el resultado final. Por otro lado, los protagonistas parecen muy buenos para ser villanos. Es decir, sabemos que son los malos porque nos lo repiten varias veces por activa y por pasiva a lo largo de la película, pero al final se comportan como un grupo de boy-scouts. Es el influjo de Will Smith, que incluso cuando hace de malo tiene que ser el héroe de la película e ilumina con su ejemplo al resto de sus compañeros, sacando lo mejor de cada uno de ellos (y ellas), Harley Quinn incluida. De esa manera el Joker y la Encantadora se convierten en los auténticos villanos de la película, aunque, por mucho que Cara Delavingne se empeñe, su personaje no resulta tan atractivo ni amenazador como el de Leto, incluso con todos los recortes que este haya sufrido por el camino.


Así y todo, como decíamos, Escuadrón Suicida no es una mala película (al contrario) y puede suponer ese balón de oxígeno que DC y Warner necesitaban desesperadamente de cara al futuro, e incluso puede que rinda en taquilla lo suficiente para hacer una secuela e incluso algún spin-off dedicado a Deadshot o Harley Quinn. Ya sé verá, pero lo realmente importante es que los próximos estrenos, ya sean de la JLA, Wonder Woman o el Hombre de Acero 2, eleven el listón. De hecho, mejorar el guión de Batman vs Superman no debería de ser muy dificil. Cualquier episodio de animación de los pinguinos de Madagascar tiene más sentido - y gracia - que la susodicha. Quienes han podido ver la versión extendida en bluray o DVD dicen que mejora algo y que se entiende mejor pero, que quieren que les diga, serán manias mías, pero un servidor siempre ha defendido que si una persona paga 8,60 € (o el importe que sea) por ver una película, tiene derecho a ver la película entera, y no tener que rascarse el bolsillo de nuevo más adelante para terminar de entenderla, tal y como defendía ya hace años en este artículo:

Y conste que no critico Batman vs Superman por ser de DC. Quienes me conocen saben que, en su momento, le hice objeciones similares a Los Vengadores 2: La era de Ultrón. En Marvel están haciendo un poco mejor las cosas, pero hasta el mejor pintor echa un borrón de vez en cuando, y ahí están títulos como Iron Man 2, las dos entregas de Hulk o esa era de Ultrón para demostrarlo (y eso, centrándonos solo en las películas del ámbito de Los Vengadores; si ampliamos el foco, ya ni les cuento: Spiderman 3, El motorista fantasma, la nueva versión de los 4F, etc.). En cualquier caso, esperemos que en DC & Warner hayan captado el mensaje y se pongan las pilas de cara al futuro cercano, y que esta JLA que se avecina mejore el listón de sus predecesoras, tal y como hace este Escuadrón Suicida, incluso aunque no alcance a ser todo lo que podría haber sido.

Para saber más:

Batman vs Superman: El amanecer de la Justicia

Comentarios

RECOMENZAR ha dicho que…
un verdadero placer el haberte encontrado
me gusta la forma en que encaras tus escritos
Elwin Álvarez Fuentes ha dicho que…
Fíjate que a mí me gustó mucho este filme, lo mismo a un querido amigo (acérrimo deceista como yo) y nos molesta bastante toda la propaganda negativa contra esta obra...¡Si al mismísimo Ostrander le encantó! Así que espero con ansias la edición en blu-ray y prontamente me leeré la colección de Zinco sobre su etapa ochentera que haces años tengo, pero que no la había tomado (me aburrí de esperar a conseguirme los pocos números que me faltan).
Por cierto, el mismo amigo del que te hablé me regaló para mi cumple la "Edición Especial" de Batman versus Superman y en realidad está muy buena.
Cuando puedas pásate por mi blog, que le dediqué dos post a "El Escuadrón Suicida".
Alejandro Caveda ha dicho que…
Gracias por el cumplido, RECOMENZAR. Espero que nuestros siguientes artículos sean de tu agrado. Un abrazo de bienvenida y nos seguimos leyendo.
Alejandro Caveda ha dicho que…
Personalmente a mi también me gustó bastante, Elwin, aunque creo que un par de detalles puntuales lo hubiesen mejorado aun más. Así y todo, se deja vez mucho mejor que Batman vs Superman, que no hay por donde agarrarla. ¡Saludos!

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…